Quién soy, qué hago, cuánto cuesta.

2016-10-05_0409

Soy Daniel Alonso

y te agradezco que hayas dedicado un minuto de tu tiempo a visitarme. Pero ya que has llegado hasta aquí permíteme que me de un poco a conocer. Podría contar todas mis virtudes (los defectos no, que esto es una página comercial), pero si me has encontrado, es porque estabas buscando un fotógrafo para tu boda, así que insistir en el hecho de que soy fotógrafo no nos va a llevar a mucho más.

Puede que interese más saber por qué me dedico a esto. Y es sencillamente porque me gusta. Me gusta la fotografía, pero sobre todo me gusta que a la gente le guste “mi” fotografía. Y ante un público tan agradecido no puedo hacer más que volcarme con él. Eso es lo que pretendo, ser parte fundamental del día más importante de vuestra vida, para que con mi trabajo tengáis un testimonio gráfico de todas aquellas cosas a las que habéis dedicado tantísimo tiempo y cariño durante todos esos meses. Porque todo tiene que salir perfecto.

Además de fotógrafo soy dibujante, ilustrador, padre, esposo, hijo, amigo, ex-deportista (¿os he dicho que también soy padre?), meticuloso, trovador sin laúd y retratista. Ah, y un poco friki, no lo olvidemos.

Qué os entrego (y cuándo)

Como siempre digo cuando nos encontramos, cada boda es un mundo. No os puedo decir un número máximo de fotografías, pero sí que os aseguro un mínimo de seiscientas imágenes en alta resolución, para que las imprimáis, y sus mismas versiones en baja resolución para facilitaros su distribución en redes sociales, e-mail, mandarlas por Telegram… por supuesto sin marcas de agua, claro. Todas estas imágenes las tengo listas en una semana, y os las facilitaría rápidamente a través de un sistema de transferencia de archivos como Dropbox o WeTransfer.

Lógicamente, en bodas con muchos invitados y donde ocurran muchas cosas, ese número de fotografías podrá crecer exponencialmente. Todos somos conscientes de que no es lo mismo (en términos de “cosas que pueden ocurrir”) una boda de cincuenta invitados que una de trescientos.

De todas esas imágenes que recibiréis, yo ya habré hecho una primera selección de entre ciento veinticinco y ciento cincuenta fotografías que incluiré en la maqueta del álbum, de sesenta pliegos y de tamaño 30×30. Esa maqueta la veréis vosotros y, como tenéis todas las demás, podréis hacer cambios en la maqueta para ajustarla a vuestro gusto; yo tengo una idea previa sobre qué puede quedar mejor, pero sois vosotros los que lo vais a saber a ciencia cierta, así que ¿quién soy yo para decidir algo que va a acompañaros durante toda vuestra vida?

Además del álbum (que va en una caja estupenda), os entrego las fotografías en un pen-drive junto con diez ampliaciones a 10×15 de la sesión de pareja.

El tiempo de entrega del álbum y el pen-drive es relativo porque depende del tiempo que os toméis para hacer la selección definitiva, pero una vez que lo tengamos cerrado, el tiempo oscila entre dos y tres semanas. Tal vez, quizá, quién sabe… lo mismo… pueden estar incluso antes.

Y el momento crítico… ¿cuánto cuesta todo esto?

El precio total del servicio de reportaje completo, (empezando en la preboda (en Madrid) y luego desde los preparativos de los novios hasta la fiesta de después del baile), la entrega digital, el pen-drive y el álbum de 30×30 tiene un precio total de 2000€ IVA incluido.

Existe también la posibilidad de hacer dos réplicas del álbum a menor tamaño (20x20cm) para los padres por un precio conjunto adicional de 150€ IVA incluido.

Escribidme

He intentado contaros todo lo más detalladamente posible, pero sé que siempre existen dudas. Yo estoy para resolveros todo lo que pueda, y si puede ser, ayudaros o aconsejaros sobre todo lo que envuelve al reportaje fotográfico en torno a una boda, que no son pocas cosas, pero eso sí, muy sencillitas.

Así que, por favor escribidme; contadme cómo tenéis pensada vuestra celebración y si os puedo ayudar en cualquier cosa que sea necesaria. Mi dirección es [email protected]. Os atenderé lo más rápidamente posible y con todo el detalle que haga falta.

Un abrazo y, por supuesto ¡Enhorabuena!

 

error: © Daniel Alonso Rivero